Uso de Cookies en el sitio Michelin

Para una óptima navegación, la página web de MICHELIN utiliza cookies.  Para más información, por favor consulta nuestra Política de uso de cookies. Aceptar

Tu actividad
reciente
!

Bienvenido al registro de tu historial

Hemos guardado información importante de tus búsquedas anteriores para facilitarte las cosas.

???private_mode_title???

???private_mode_text???

Últimas llantas vistas

Últimos distribuidores vistos

Últimas búsquedas

Me ayudará a ahorrar

  • Verificar la presión de inflado, el mantenimiento regular de las llantas (como la rotación), la alineación y las inspecciones puede ayudarte a ahorrar dinero

Puedes prolongar la vida útil de tus llantas para que no tengas que comprarlas con tanta frecuencia

Las cosas simples como verificar la presión de las llantas y asegurarte de que estén infladas correctamente pueden marcar una diferencia real en la duración de las llantas. Las llantas sobreinfladas o desinfladas no se desgastan con uniformidad y no durarán mucho. Por ejemplo, una llanta que constantemente está desinflada en un 20 % puede durar un 20 % menos de tiempo. Eso significa que una llanta que normalmente dura 96,560 km estaría desgastada después de recorrer 77,248 km. Además, ya que los ejes delantero y trasero y los lados derecho e izquierdo de tu auto desgastan las llantas de formas diferentes, rotar las llantas con regularidad entre las diferentes posiciones asegurará que se desgasten de manera uniforme y que duren más.

Puede hacerte ahorrar dinero en combustible

  • Las llantas desinfladas son una de las mayores causas de uso excesivo de combustible.
  • Las llantas desinfladas tienen una mayor resistencia al rodamiento, lo que significa que el motor debe hacer más esfuerzo para mover tu vehículo.

Garantiza tu seguridad

Tus llantas son el único punto de contacto que tu vehículo tiene con el camino: deben estar en buen estado funcional en todo momento para garantizar tu seguridad.
Para evitar problemas, sigue estos consejos de cuidado importantes:

  • Inspecciona tu llanta:

Es posible que no siempre notes si una de tus llantas está dañada. Inspecciona tus llantas con regularidad para ver si están desgastadas o dañadas y así evitar problemas repentinos. Además, haz que un profesional inspeccione tus llantas una vez al año.

  • Verifica la presión de inflado:

Conducir con presiones de llanta incorrectas puede afectar el control y el frenado del vehículo, en particular en situaciones de manejo en piso mojado y puede comprometer seriamente tu seguridad. Conducir con llantas muy desinfladas puede causar acumulación de calentamiento y generar una falla prematura. Verifica la presión de las llantas mensualmente y antes de emprender viajes largos.

  • Respeta la capacidad de carga:

No excedas la capacidad de carga relativa al índice de carga de la llanta. Las llantas cargadas con más peso que lo que indican sus cargas máximas pueden acumular exceso de calor, lo que podría resultar en la destrucción repentina de la llanta.

  • Conducir a alta velocidad* puede dañar tu llanta:

En velocidades mayores, las llantas tienen más posibilidades de sufrir daños a causa de peligros del camino o acumulación de calor. Las altas velocidades también pueden contribuir a una pérdida rápida del aire o incluso a la explosión repentina de las llantas, lo que puede causar la pérdida de control del vehículo.

¡Usa tu llanta de repuesto!

Si ves cualquier daño en la llanta o la rueda, reemplázala con tu llanta de repuesto y haz inspeccionar la llanta por un profesional.

*Michelin no recomienda exceder el límite legal de velocidad.

Presión de inflado: ¿Qué debo saber?

Pautas generales

  • Verifica la presión de todas las llantas mensualmente, incluida la de repuesto. Incluso si no ves daños, las llantas pueden perder hasta 1 psi (libras por pulgada cuadrada) por mes. Esto puede acelerarse debido a pérdidas de aire que suceden por ponchaduras accidentales, fugas en la válvula o en la tapa de la válvula o mal funcionamiento de la rueda.
  • Verifica la presión de las llantas antes de emprender un viaje largo.
  • Para obtener mejores resultados, verifica la presión de las llantas cuando estas están frías, es decir, antes de manejar el auto o cuando solo anduviste menos de cinco kilómetros a baja velocidad.
  • Si la llanta está caliente, agrega 4-5 psi al valor de la presión recomendada (0.3 bar) o espera hasta que se haya enfriado, lo cual sucede en promedio tres horas después de estacionar el auto.
  • Nunca desinfles una llanta caliente.

¿Cómo puedo verificar la presión de mis llantas?

  1. Inserta el medidor de presión de las llantas en el vástago de válvula en tu llanta.
  2. El medidor "saltará" y mostrará un número: ese es el número de psi.
  3. El sonido de silbido es aire que escapa de la llanta. El aire que sale no debería afectar la presión considerablemente, a menos que sostengas durante demasiado tiempo el medidor de presión de inflado.
  4. Compara el psi medido con el psi recomendado.
  5. Si el psi se encuentra por encima del número recomendado, suelta aire hasta que se equiparen. Si se encuentra por debajo del número recomendado, agrega aire hasta que lo alcance.

¿Dónde puedo encontrar la presión recomendada para mis llantas?

  • En el manual del propietario del vehículo.
  • En una calcomanía en la puerta del conductor o en la puerta del tanque de combustible.
  • No utilices el número en el costado de la llanta, ya que no indica la presión que necesitas.

Acerca de los medidores de presión

  • Ten cuidado si estás usando un medidor de presión de los que se proporcionan en las estaciones de servicios. El medidor de presión con frecuencia no es confiable.
  • Compra un medidor de presión de buena calidad y verifica su exactitud con un profesional de llantas.

Hacerlo bien es importante

  • Las llantas desinfladas o sobreinfladas pueden desgastarse más rápidamente que lo esperado, tienen un agarre reducido y pueden consumir más combustible. Solo toma algunos minutos al mes y ayuda a garantizar tu seguridad y una larga vida útil prolongada a tus llantas.

Nitrógeno: ¿Cuáles son los beneficios?

¿Qué es el nitrógeno?

El nitrógeno es simplemente aire seco sin oxígeno. El aire ya contiene aproximadamente 79 % de nitrógeno.

¿Cómo se usa?

Nitrógeno en comparación con aire comprimido

La mayoría de las llantas se llenan con aire comprimido. Pero algunos distribuidores de llantas han comenzado a colocar nitrógeno en las llantas de sus clientes. (El nitrógeno es simplemente aire seco sin oxígeno. El aire ya contiene aproximadamente 79 % de nitrógeno). Dado que el nitrógeno reemplaza al oxígeno, puede filtrarse menos aire de las llantas y la presión de inflado se mantiene alta más tiempo. Lamentablemente, existen otras fuentes de fugas posibles (interfaz entre la llanta/el rin, la válvula, interfaz entre la válvula/el rin y la rueda), que impiden que pueda garantizarse el mantenimiento de la presión para las personas que usan inflado por aire o nitrógeno.

El nitrógeno y el aire comprimido se PUEDEN mezclar, si es necesario. Las llantas fabricadas por Michelin están diseñadas para brindar el desempeño previsto cuando se inflan con aire o nitrógeno, siempre que el consumidor respete la presión recomendada por el fabricante del vehículo en la etiqueta del vehículo o por el fabricante de la llanta.

El lado negativo:

Desafortunadamente, hay otras posibles fuentes de fugas (interfaz entre la llanta/el rin, válvula, interfaz entre la válvula/el rin y la rueda), lo que significa que no se puede garantizar el mantenimiento de la presión con aire ni con nitrógeno.

Inspección de las llantas:

Ten en cuenta que, incluso si las llantas están infladas con nitrógeno, la presión y la condición general de la llanta de todas formas debe verificarse con frecuencia.

Válvula: ¿qué debo saber?

¿Qué función cumple la válvula?

  • Asegura que se mantenga la presión de inflado adecuada.
  • Impide que la humedad ingrese a la llanta.
  • La tapa de la válvula también es importante para mantener la presión (se recomienda usar tapas de buena calidad).
  • La tapa de la válvula también ayuda a evitar que las partículas de polvo obstruyan la válvula.

Desgaste y daños

  • Las válvulas en general están hechas de caucho y por eso envejecen con el tiempo.
  • Pueden dañarse por las altas velocidades y pueden producirse pérdidas de aire.

¿Cuándo debería cambiar las válvulas?

Cada vez que compras llantas nuevas.

¿Cómo saber si tu llanta no se encuentra desgastada?

General

Para poder tener una adherencia ideal en la carretera, evacuar el agua y mantener el control, tus llantas necesitan una profundidad adecuada en el diseño de piso. Si los canales en el diseño de piso han casi desaparecido, la llanta no podrá adherirse a las superficie. Esto puede ser particularmente peligroso en condiciones de piso mojado.

  • Además, si conduces con llantas que no cuenten con la profundidad legal permitida, podrías obtener una multa.
  • Deber revisar la profundidad de tus llantas de manera regular. Si tus llantas están próximas al límite legal o si tienes dudas, revísalas con un profesional. O también puedes revisar los siguientes métodos para hacerlo por ti mismo.

Tres métodos:

1- Revisa la profundidad de tus llantas con un profundímetro

  • Asegura que tu auto tenga el freno de mano puesto y esté en primera velocidad (para carros con transmisión manual) o pon el carro en parking (para carros con transmisión automática).
  • Revisa la profundidad de los diferentes canales en la banda de rodamiento, utilizando un profundímetro y siguiendo las indicaciones sugeridas por el fabricante.
  • La profundidad mínima es de 1.6 milímetros.

2- Revisa los indicadores de desgaste

  • Las llantas cuentan con indicadores de desgaste moldeados en la base de los canales principales.
  • Cuando la superficie de la banda de rodamiento está al mismo nivel que los indicadores, la llanta ya se encuentra en el límite legal y debe ser remplazada.

3- Utiliza una moneda de un peso.

A. Sostén una moneda de $1 entre tu dedo pulgar y tu dedo índice.
B. Selecciona un punto de tu llanta en donde la banda de rodamiento se vea rebajada y coloca la moneda en uno de los canales, el escudo debe estar viendo hacia ti y hacia abajo de manera que la palabra “Estados Unidos Mexicanos” esté de cabeza.
C. Si al posicionar la moneda la palabra “Unidos” está cubierta, significa que estás manejando con la profundidad legal permitida.
D. Si al posicionar la moneda puedes leer la palabra “Unidos”, entonces significa que debes acudir a tu distribuidor más cercano para que te de la recomendación adecuada sobre el cambio de tus llantas.

Rotación de las llantas: ¿qué debería saber?

¿Qué significa esto?

Durante la rotación, cada llanta y cada rueda se retira de tu vehículo y se traslada a una posición diferente, a fin de garantizar que todas las llantas se desgasten de manera uniforme y duren más tiempo.

¿Cuándo debería hacerlo?

Las llantas deben rotarse según la recomendación del fabricante del vehículo o cada 9,656 a 12,874 km. Se recomienda una inspección mensual del desgaste de las llantas. Debes rotar las llantas cuando aparezca el primer signo de desgaste irregular, incluso si se produce antes de los 12,874 kilómetros. Esto es así para todos los vehículos.

Beneficios:

Ya que la posición que ocupa la llanta en tu vehículo puede afectar el modo en que se desgasta, la rotación regular ayuda a garantizar que las llantas se desgasten de manera uniforme, para así extender la vida de tus llantas y mejorar el desempeño.

Alineación de llantas: ¿qué debo saber?
(también conocida como "alineación de suspensión")

La alineación de llantas es un proceso simple, que puede requerir ajustes leves de los componentes de suspensión delanteros o traseros. Si tu alineación está desequilibrada, es posible que manejar tu vehículo no sea seguro.

¿Cuándo debo verificar mi alineación de llantas?

  • Si chocaste con un objeto grande en la carretera.
  • Si ves un patrón de desgaste que se está desarrollando en los hombros (bordes externos) de las llantas.
  • Si notas una diferencia en el control del vehículo o cuando estás manejando el volante.
  • Cuando reemplazas los componentes de suspensión o dirección.
  • Cada al menos 7,000 kilómetros.

Algunos ejemplos de indicadores más:

  • Tu vehículo hace fuerza o derrapa hacia un lado cuando viajas en un camino recto y llano con viento un poco lateral.
  • El volante no vuelve fácilmente después de un giro.
  • El volante permanece girado cuando manejas en línea recta.

¿Por qué es importante?

  • Para minimizar el desgaste y para maximizar el confort del conductor y los pasajeros.
  • Para reducir el desgaste en las llantas, ayudar a aumentar su vida útil y desempeño y para mejorar el rendimiento de combustible.
  • Para mejorar el control y la seguridad de manejo al reducir los problemas de dirección y estabilidad.

¿Cómo están alineadas las ruedas? Los detalles

Hay tres ajustes principales durante la alineación:

  • Comba: si miras desde el frente del vehículo, la comba es el ángulo de la rueda, en grados.
  • Ángulo de avance: si ves el costado de un vehículo, el ángulo de avance identifica la curvatura hacia adelante o hacia atrás de una línea trazada por los puntos pivotales superior e inferior de la dirección.
  • Convergencia: es la diferencia en la distancia entre la parte delantera de las llantas y la parte posterior de las llantas.

Balanceo de llantas: ¿qué debería saber?

¿Qué significa esto?

  • Algunas veces cuando las llantas se montan, la distribución del peso del ensamble de la llanta más la rueda no queda perfectamente uniforme en todo el borde de la llanta.
  • Una rueda está desequilibrada cuando un área está más pesada o liviana que el resto. El resultado son saltos y tambaleos, que pueden disminuir la vida útil, aumentar la vibración y causar estrés en tu vehículo.
  • El balanceo de llantas compensa las diferencias de pesos para garantizar que el peso de las llantas esté equilibrado. Los profesionales de las llantas agregarán pesos donde sea necesario para compensar el peso de las llantas.

¿Cuándo debería balancear mis llantas?

  • Cuando se reemplaza una llanta
  • Cuando un peso de balanceo se mueve o retira
  • Cuando compras llantas nuevas

¿Cómo se balancean las ruedas?

  1. Para balancear una rueda, tu mecánico usa una máquina de balanceo a fin de determinar dónde están los puntos pesados.
  2. Los pesos después se agregan al exterior o al interior de la rueda para contrarrestar las fuerzas centrífugas que actúan en las áreas pesadas cuando la rueda gira.

¿Algún consejo?

¿Cuáles son los principios básicos?

  • Si intercambias juegos de llantas, un almacenamiento adecuado asegura que la apariencia y el desempeño de las llantas se conserven.
  • Las llantas siempre se deben almacenar en un ambiente fresco, seco, limpio y bajo techo:

Si las llantas permanecen en el exterior, sin usar por periodos prolongados de tiempo (un mes o más), la superficie se resecará y pueden aparecer grietas.

Antes de almacenar las llantas:

  • Antes de retirar las llantas, anota su posición en el auto. Esto te permitirá rotar adecuadamente las llantas la próxima vez que las coloques y así te asegurarás de que se desgasten de manera uniforme.
  • Inspecciona cada una para ver si están dañadas o desgastadas de manera irregular.
  • Limpia las llantas y ruedas con agua y sécalas bien para limitar cualquier corrosión.
  • Quita las piedras o desechos que hayan quedado atrapados en las ranuras de las llantas.

Almacenamiento de las llantas:

  • Almacena tus llantas bajo techo, en una ubicación limpia, fresca y oscura, lejos de luz solar directa, fuentes de calor y ozono tales como tuberías calientes o generadores eléctricos.
  • Si vas a almacenarlas a la intemperie (esto solo se recomienda para un periodo de tiempo corto), eleva las llantas del piso y usa una cubierta impermeable con orificios para evitar que se acumule humedad.
  • Asegúrate de que las superficies sobre las que estén almacenadas las llantas estén limpias y libres de grasa, gasolina, solventes, aceites u otras sustancias que podrían deteriorar el caucho.
  • Por motivos estéticos, si las llantas tienen un costado blanco o letras blancas con relieve, almacénalas con el costado blando o las letras blancas con relieve enfrentados. De lo contrario, el caucho negro podría mancharlas.
  • Si las llantas están en un vehículo estacionado durante un largo periodo, se les debe quitar el peso del vehículo al elevarlo con un gato o bien retirar las llantas. Si esto no se realiza pueden ocurrir daños irreversibles.

Cómo almacenar llantas con rines

Si necesitas almacenar llantas que están montadas en rines, cuélgalas o apílalas. No las almacenes en posición vertical.

Cómo almacenar llantas sin rines

Si las llantas no están colocadas en los rines, no las apiles ni las cuelgues. Almacénalas en posición vertical.

¿Cómo cambio una llanta?

Aviso: no intentes cambiar una llanta si pone en riesgo la seguridad tuya o de tus pasajeros.

Retira la llanta:

  1. Retírate al costado de la carretera para estar seguro, enciende las luces de emergencia y pon el freno de mano.
  2. Busca tu llanta de repuesto y las herramientas (la llave de rueda y un gato), en general las tendrás en el maletero o debajo del auto (pero puedes consultar el manual del propietario también).
  3. Retira el tapacubos de la rueda. No retires los tornillos de la rueda, solamente desajústalos.
  4. Consulta tu manual para conocer el lugar adecuado desde donde tienes que elevar el auto con el gato.
  5. Eleva el auto hasta que la rueda no toque más el piso.
  6. Retira las tuercas de la rueda y después la llanta con ambas manos.

Montaje de la llanta de repuesto:

  1. Alinea los hoyos en la llanta con los tornillos en la rueda y empuja la llanta tanto como te lo permita.
  2. Reemplaza las tuercas y ajústalas.
  3. Reemplaza las tuercas opuestas (esto asegura que queden ajustadas de manera uniforme).
  4. Baja el auto.
  5. Vuelve a ajustar cada tuerca, después su opuesta.

Algunos consejos más:

  • Lleva un par de guantes resistentes y una bolsa para residuos en el maletero, en caso de que la llanta que estás retirando esté cubierta de lodo y una tabla fuerte donde apoyar el gato en caso de que el piso esté blando, para así evitar que el gato se hunda.
  • Verifica la presión de inflado de la llanta de repuesto antes de montarla. Si no puedes hacerlo, una vez montada la llanta, conduce con cuidado a una velocidad baja hasta que puedas verificarla.
  • Visita la estación de servicio más cercana e infla la llanta correctamente.
  • Si tienes una llanta de repuesto pequeña, asegúrate de permanecer dentro de sus requisitos de velocidad y kilometraje
  • Visita el taller mecánico para buscar una llanta de reemplazo.

Tuercas de la rueda

  • Cuando sea necesario, utiliza lubricante ligero en las roscas de las tuercas de la rueda para ayudar a retirarlas.
  • Las tuercas de las ruedas mal ajustadas corren el riesgo de dañar los discos del freno o el sistema de montaje de la rueda.
  • Utiliza una llave de torsión para asegurarte de ajustar las tuercas correctamente en la torsión adecuada. Si no tienes una llave de torsión, solicita a un especialista en llantas que las revise lo antes posible. Esto asegurará que se aplique la torsión adecuada.
  • Si las tuercas están bien ajustadas, retirarlas también será más sencillo.

¿Qué debo hacer antes de un viaje por la carretera?

  • Asegúrate de que tu vehículo tenga todas las inspecciones al día.
  • Verifica la presión de inflado de las llantas y compárala con la información de la etiqueta de información que se encuentra en la puerta, el tanque de combustible o el manual del propietario de tu vehículo. También puedes conocer la presión adecuada para tus llantas mediante la búsqueda de vehículo en nuestro selector de llantas.
  • Verifica el desgaste y la condición de la banda de rodamiento de tus llantas visualmente. Si la banda de rodamiento parece desgastada o las llantas se ven dañadas, haz que un profesional las verifique.

Registro de llantas

Asegúrate de que tus llantas estén registradas para recibir una notificación directa en caso de un retiro relacionado con la seguridad.

Registra tus llantas MICHELIN