Uso de Cookies en el sitio Michelin

Para una óptima navegación, la página web de MICHELIN utiliza cookies.  Para más información, por favor consulta nuestra Política de uso de cookies. Aceptar

Tu actividad
reciente
!

Bienvenido al registro de tu historial

Hemos guardado información importante de tus búsquedas anteriores para facilitarte las cosas.

???private_mode_title???

???private_mode_text???

Últimas llantas vistas

Últimos distribuidores vistos

Últimas búsquedas


Michelin® y Sébastien Ogier logran la victoria del Rally Italia Sardeg

Una prueba sin errores fue la que tuvo el piloto francés Sébastien Ogier, al mando del auto número 1 con llantas Michelin® en lo que fue la sexta fecha del campeonato mundial de rallies celebrada el pasado fin de semana en la Sardegna, Italia.

El francés supo aprovecharse de las situaciones pese a abrir pista en dos jornadas y haber superado – tras muchos esfuerzos y una acertada selección de sus llantas Michelin® para los tramos recorridos – al piloto revelación, Hayden Paddon, quien se mostró muy superior a lo visto antes en él. Thierry Neuville, ha conseguido la tercera posición después de que Mads Ostberg, tuviera un error que le ocasionó perder varios minutos durante la jornada del domingo.

Los honores de arrancar el primer tramo y animar al público, corrieron a cargo de los locales Gianluca Linari y él ocho veces campeón italiano, Paolo Andreucci, quien superó a su rival por dieciocho segundos. Después se enfrentaron Nasser Al-Attiyah y Yuriy Protasov, seguidos de Esapekka Lappi y Yazeed Al-Rajhi. El primer duelo entre pilotos WRC fue el de Martin Prokop y Robert Kubica, donde el checo fue nueve segundos más rápido. El tiempo de Prokop demostró ser bastante rápido, pues ni los pilotos oficiales de M-Sport ni Dani Sordo fueron capaces de superar la marca del piloto privado, debido a que con cada pasada la pista se ensuciaba – pese a ser de asfalto, había dos rampas de tierra. De este modo, aún con la llegada de los Volkswagen el tiempo de Prokop permaneció intacto, siendo Mikkelsen el más rápido de ellos. Ostberg marcó el mismo tiempo que Ogier y Jari-Matti Latvala, mientras que Kris Meeke fue casi un segundo y medio más lento en un inicio.

El primer tramo del viernes deparó sorpresas, ya que una lluvia durante la noche enfrió los tramos y una tormenta se observaba a lo lejos – si bien para cuando Ogier arrancó, la carretera estaba ya seca. Eso no detuvo al vigente campeón para marcar un buen tiempo por delante de Sordo, pero si detuvo a Meeke, quien sufrió un accidente en el kilómetro 8,7 que le dejó fuera de combate con la rueda trasera izquierda destrozada. La otra sorpresa del primer tramo vino del tercer Hyundai de Paddon, quien montó cuatro llantas Michelin® blandos y superó en 4,8 segundos a Ogier. La lluvia siguió sin aparecer y eso perjudicó a Ogier, quien comenzó a perder posiciones a favor de sus compañeros de Volkswagen. Mientras que Paddon volvía a marcar otro scratch – once segundos por delante de Latvala. Quien se retiró en este tramo es Robert Kubica debido a una salida de pista en una chicane cuesta abajo, según comentaba su compañero en M-Sport Lorenzo Bertelli.

Para el segundo tramo, todo el mundo optó por montar una mezcla de llantas Michelin® duros y blandos salvo Paddon, que se aventuró con seis duros. En el sexto tramo, la segunda pasada por el corto tramo de Sagama. El scratch fue para Latvala, seguido a dos segundos de Ogier y Sordo mientras que Paddon perdió cuatro segundos en este tramo. Antes de comenzar el tramo Bernardo Sousa se vio obligado a abandonar, aquejado de problemas mecánicos en su Peugeot 208 T16 R5. El segundo tramo fue bastante particular, ya que no se había disputado antes y había que limpiar la pista, por lo que de nuevo Paddon tuvo ventaja con respecto a los Volkswagen. No obstante, el scratch no llegó ni de Wolfsburg ni de Alzenau, sino de Cumbria, pues fue Ott Tänak quien marcó el mejor crono. Paddon fue segundo, añadiendo un segundo más a su ventaja con respecto a Latvala.

Para la jornada final sólo quedaban cuatro tramos, de los cuales tres se harían sin ir a fondo – de manera que los pilotos guardarían sus llantas Michelin® para el Power Stage y tratar de conseguir puntos del campeonato. Pese a no arriesgar, Mads Ostberg tuvo una tremenda mala suerte al perder un tapón del oído, distraerse y salirse de la pista, dañando los frenos de su Citroën y cayendo a la cuarta plaza en beneficio de Neuville. Ya que Paddon no sabía acerca del infortunio de Ostberg, marcó el scratch para tratar de dejarle claro que no iba a dejarse atrapar – ni falta que hizo.

En los dos siguientes tramos se mantuvo la tónica, aunque los pilotos aumentaron el ritmo en el TC-21 ya que sería el escenario del Power Stage y revisaban cada detalle de las notas. En este tramo nadie arriesgó en exceso, pero los problemas de Ostberg le hicieron perder aún más tiempo y bajó hasta la quinta posición por detrás de Elfyn Evans. El TC-22 no deparó novedades, si bien poco después de terminarlo Bertelli decidió dar la vuelta hacia el servicio y acabar el rally antes de tiempo. Casi nadie llegó a arriesgar en el Power Stage – sólo los pilotos Volkswagen, dando como resultado un 1-2-3 con Ogier, Latvala y Mikkelsen consiguiendo puntos extra. Paddon decidió ir lento pero seguro para asegurar el segundo puesto, de manera similar al resto de pilotos que no veían necesidad de arriesgar.

Con este resultado Ogier se mantiene como líder de la temporada 2015 – además de la caída de la mayoría de sus rivales en esta prueba – por lo que el mundial se le pone muy de cara a medida que se acercan las pruebas de asfalto y su posición de salida sea una baza a su favor. La próxima prueba del certamen es el Rally de Polonia, disputado entre los días 2 y 5 de julio.

Ir Arriba