Uso de Cookies en el sitio Michelin

Para una óptima navegación, la página web de MICHELIN utiliza cookies.  Para más información, por favor consulta nuestra Política de uso de cookies. Aceptar

Tu actividad
reciente
!

Bienvenido al registro de tu historial

Hemos guardado información importante de tus búsquedas anteriores para facilitarte las cosas.

???private_mode_title???

???private_mode_text???

Últimas llantas vistas

Últimos distribuidores vistos

Últimas búsquedas


Michelin® y Esapekka Lappi en el Rally de Finlandia obtienen un triunfo de ensueño

 

A pesar de que restaban poco más de 34 kilómetros contra el cronómetro, el Rally de Finlandia no había dicho su última palabra en lo que se refiere a eventos dramáticos. Con Paddon pudiendo regresar por segundo día consecutivo en modo Rally2 y con Sébastien Ogier y Julien Ingrassia ya fuera de carrera, nos encontrábamos con una victoria que más o menos parecía sentenciada gracias a la gran ventaja que ostentaba Esapekka Lappi al final del día sábado y especialmente con la intensa lucha que se estaba manteniendo por la segunda y tercera plaza. El joven finés de Toyota GAZOO Racing-Michelin® se sobreponía de un susto y lograba la primera victoria de su carrera deportiva junto a Janne Ferm y la segunda para esta nueva era del equipo nipón que tantos comentarios críticos despertó durante el año pasado.

Con Teemu Suninen, Juho Hänninen y Elfyn Evans marcándose muy de cerca, Lappi decidía tomárselo con más calma durante los dos primeros tramos, hasta el punto de ceder casi una decena de segundos después de dos tramos. Aun así, mantenía una renta sobre el segundo clasificado de 42 segundos a falta del segundo bucle, algo que parecía presagiar que no tendría demasiados problemas para retener la cabeza de la carrera hasta cosechar su primer triunfo en el campeonato.

Sin embargo, la carrera todavía tenía reservada un par de sorpresas después del pobre ritmo de Neuville, los abandonos de Paddon y Ogier o la descorazonadora retirada de Latvala por un problema con la ECU del motor. Esapekka Lappi llegaba a la meta de la penúltima especial con la llanta trasera izquierda de su Toyota Yaris WRC – Michelin® golpeada. Muy escueto en sus declaraciones para tratar de revisar el coche antes de la definitiva Power Stage, el joven finlandés de Toyota mantenía por el momento 37 segundos de ventaja sobre su compañero de equipo, Juho Hänninen. El mayor problema estaba en desconocer el grado de daño de la suspensión y la llanta Michelin® afectada para encarar la última especial.

No sería el único en tener problemas entre los pilotos de cabeza. Teemu Suninen sufría un trompo en una curva rápida precisamente en el TC24. La otra joven promesa finlandesa se iba contra uno de los muros de tierra que bordeaba la pista, dañando seriamente el frontal de su Ford Fiesta RS WRC-Michelin®. Esto le daba la oportunidad a Juho Hänninen y Elfyn Evans (ambos separados por sólo 9 décimas) de acomodarse dentro de las posiciones de podio, mientras que Thierry Neuville tenía prácticamente imposible dar caza la quinta plaza de Craig Breen.

Sin grandes cambios en cuanto a estrategia de neumáticos (la única llanta Michelin® posible era la del compuesto blando) los competidores se centraban en unos tramos que en sus segundas pasadas estaban muy blandos y con muchas roderas. Thierry Neuville advertía que no iba a correr riesgos para sumar puntos en la Power Stage, a pesar de que en Alemania le beneficiaría salir por delante de Ogier en las primeras pasadas.

Aun así, el tiempo del belga era competitivo y ni Hänninen, ni Lappi conseguía arrebatarle la tercera plaza en el tramo televisado. Esto le daba tres puntos extra, algo que sumado a los ocho de la clasificación general le daría finalmente los 11 puntos necesarios para empatar a Sébastien Ogier en el liderato del Campeonato de Pilotos.

La alegría de Toyota no sería completa al no poder Juho Hänninen retener la segunda plaza del podio y por tanto el doblete, pero sí se certificaba la segunda victoria de la temporada en la otra cita nórdica.