Uso de Cookies en el sitio Michelin

Para una óptima navegación, la página web de MICHELIN utiliza cookies.  Para más información, por favor consulta nuestra Política de uso de cookies. Aceptar

Tu actividad
reciente
!

Bienvenido al registro de tu historial

Hemos guardado información importante de tus búsquedas anteriores para facilitarte las cosas.

???private_mode_title???

???private_mode_text???

Últimas llantas vistas

Últimos distribuidores vistos

Últimas búsquedas


Michelin® y Thierry Neuville dan a Hyundai la primera victoria del año

Tan sólo restaban 10 kilómetros y parecía que el fin de semana de Hyundai – Michelin® estaba cada vez más cerca de redondearse después de los problemas que habían lastrado a Ogier en la primera especial. El fabricante coreano no sólo estaba más cerca de conseguir su primer triunfo de la temporada gracias a Thierry Neuville, sino que además podría quitarse la presión de ser el último de los equipos oficiales en conseguirlo con un muy valioso doblete.

Después del abandono de Kris Meeke por rotura de motor cuando era líder y los problemas sufridos por los hombres de M-Sport, Juho Hänninen y el propio Sébastien Ogier. Esto se traducía en un buen botín de puntos para el equipo después de un inicio de temporada; en el que Dani Sordo se había convertido en el salvavidas de la formación coreana con dos cuartos puestos en las citas invernales. Sin embargo, no sería finalmente así, y al resurgir de Ogier se sumaría a que el tiempo de la Power Stage de Sordo no iba a permitirle mantener la posición (sería el cuarto en la Power Stage).

Thierry Neuville completaba el trámite de la Power Stage para alzarse con su tercer triunfo en el Mundial de Rallies tras los cosechados en Alemania 2014 y Cerdeña 2016. Mientras tanto, Hayden Paddon sufría pequeña salida de pista sin mayores contratiempos más que la interrupción de la espectacular demostración que el neozelandés decidía dar en el noble arte del uso del freno de mano.

Todavía restaba lo más interesante, la lucha por la segunda y la cuarta plaza entre Sébastien Ogier y Dani Sordo por un lado, y entre Craig Breen y Jari-Matti Latvala por el otro. En esta última, sería el finlandés de Toyota el que se llevaba la posición, después de superar por 2,1 segundos el tiempo del irlandés, algo que le daba derecho a ser cuarto en la general por sólo una décima tal y como mostraba la expresión de alivio y alegría de Jari-Matti.

Ogier por su parte, parecía haber solucionado los muchos problemas que le habían acosado durante la primera especial (diferenciales, falta de potencia, problemas con el antilag, con el freno de mano) para pelearle al cántabro el segundo escalón del podio. El tiempo marcado por Ogier, 8 décimas peor que el de Latvala, era más que suficiente para superar a un Sordo sin poder de reacción.

Un segundo y tres décimas, cifra por la que se le había escapado al piloto de Hyundai-Michelin® una más que valiosa segunda plaza después de un fin de semana complicado en cuanto a sensaciones tal y como reconocía el propio Sordo. Sébastien por su parte, salvaba los muebles y se iba de la isla corsa con una posición que sabe un poco mejor después de haberla visto irremediablemente perdida.