Uso de Cookies en el sitio Michelin

Para una óptima navegación, la página web de MICHELIN utiliza cookies.  Para más información, por favor consulta nuestra Política de uso de cookies. Aceptar

Tu actividad
reciente
!

Bienvenido al registro de tu historial

Hemos guardado información importante de tus búsquedas anteriores para facilitarte las cosas.

???private_mode_title???

???private_mode_text???

Últimas llantas vistas

Últimos distribuidores vistos

Últimas búsquedas

 


 

Michelin® acompaña a Jean-Éric Vergne en su triunfo en Punta del Este, que lo afianza como líder del campeonato de la Fórmula E.

 

El regreso de la Fórmula E propulsada por la llanta oficial Michelin® a Punta del Este, sirvió para que un piloto que debutó precisamente en la pista uruguaya en el 2015 marcando la pole se llevara la victoria y aumentara así su ventaja al frente del campeonato. Nos referimos a Jean-Éric Vergne. No sin fortuna el francés se hizo con la pole y una vez en carrera mantuvo la punta hasta la bandera a cuadros, pese a la presión ejercida por el campeón en título, Lucas di Grassi.

Hacemos mención a la fortuna porque la superpole que decidió los primeros puestos en parrilla fue esperpéntica. Jean-Éric Vergne marcó el peor tiempo, pero los otros cuatro pilotos presentes en ella fueron sancionados. Lucas di Grassi, Alex Lynn y Oliver Turvey vieron sus tiempos cancelados por no respetar los límites de la pista, mientras que a Mitch Evans lo excluyeron de toda la sesión de clasificación al no respetar su Jaguar la distribución de pesos reglamentaria. Y con Buemi 6º, Bird 9º y Rosenvist 12º en parrilla todo se le ponía de cara a Vergne.

Una salida relativamente limpia no evitó que pronto el Safety Car apareciera en pista. Y es que de nuevo un Mahindra se paró, tratándose en esta ocasión de Nick Heidfeld. Aun así y en lo que viene siendo una costumbre en Fórmula E, la acción durante el primer relevo hubo que buscarla por detrás. Primero André Lotterer sufrió y fue cediendo posiciones, luego Sébastien Buemi tuvo que cambiar prematuramente de coche por problemas en una de sus ruedas traseras tras un toque y tanto Sam Bird como Felix Rosenqvist lo dieron todo para tratar de recuperar posiciones antes de las paradas, situándose quinto y séptimo respectivamente.

El cambio de coche daba sobre el papel una oportunidad a Audi de amenazar el liderato de Jean-Éric Vergne, pero al estar el box de Techeetah antes que el suyo tuvieron que ser prudentes en la reincorporación de Lucas di Grassi y ver cómo el francés aguantaba así en cabeza. Aun así el brasileño lo intentó metros más tarde, cerrando la puerta Vergne con éxito. Las paradas permitieron también de forma conveniente y rozando el ‘unsafe release’ Sam Bird superara a su compañero Alex Lynn, lanzándose posteriormente a por Daniel Abt y el tercer escalón del podio… pero no hizo falta. El alemán debió regresar al box por tener sus arneses sueltos.

Lucas di Grassi no tardó en volver a dar caza a Jean-Éric Vergne y la defensa del francés permitió que Sam Bird se sumara a la fiesta en las últimas vueltas, tremendamente apretadas, pero pese a la emoción del momento no hubo cambios de posición y Vergne se hizo así con su segundo triunfo de la temporada por delante del brasileño y el británico. Cuarto finalizó Mitch Evans tras una espectacular remontada completada con un adelantamiento increíble a Alex Lynn, seguido de Felix Rosenqvist, el ya mencionado Lynn, Oliver Turvey, José María López (que se hizo con la vuelta rápida), Jérôme d’Ambrosio y Maro Engel.

Este triunfo deja a Jean-Éric Vergne en una posición muy cómoda al frente del certamen, con 30 puntos más que Rosenqvist y 33 más que Bird, lo cual además prácticamente asegura que la Fórmula E tendrá un nuevo campeón esta temporada: el abandono de Sébastien Buemi lo deja cuarto a más de cincuenta puntos del líder. Por equipos Techeetah disfruta de una renta de 27 puntos sobre Mahindra.

La próxima cita de la Fórmula E propulsada por la llanta oficial Michelin®,  tendrá lugar en Roma a mediados de abril.