Uso de Cookies en el sitio Michelin

Para una óptima navegación, la página web de MICHELIN utiliza cookies.  Para más información, por favor consulta nuestra Política de uso de cookies. Aceptar

Tu actividad
reciente
!

Bienvenido al registro de tu historial

Hemos guardado información importante de tus búsquedas anteriores para facilitarte las cosas.

???private_mode_title???

???private_mode_text???

Últimas llantas vistas

Últimos distribuidores vistos

Últimas búsquedas

 


 

Sébastien Ogier con su Ford Fiesta WRC de M-Sport-Michelin® gana el Rally de Córcega.

 

Si había lugar a las sorpresas en la última jornada del Rally de Córcega era precisamente en cierre con la especial, que daba los buenos días a unos pilotos que todavía debían definir quién iba a completar las posiciones de un podio en el que Sébastien Ogier y Julien Ingrassia mandaban, mientras que Dani Sordo y Elfyn Evans peleaban por completar un podio en el que ya no estaba Kris Meeke.

El norirlandés podría reengancharse, al contrario de lo que sucedía en los casos de Bryan Bouffier o Jari-Matti Latvala, reconociendo que lo que motivó su salida del sábado fue un error de notas de su copiloto, Paul Nagle, restando importancia al mismo al decir que era el primero que cometía en 10 años. Con Citroën sin jugarse nada, quedaba por ver cómo se solucionaban los puntos de las cinco primeras plazas, si Toyota conseguiría ganarle la partida a Thierry Neuville y quién se llevaría los puntos de la Power Stage.

Desde el inicio Esapekka Lappi y Ott Tänak trataban de poner contra las cuerdas a Neuville. El estonio se iba a dormir el sábado con apenas una décima de ventaja, mientras que el finlandés opositaba al podio logrando recortarle algunos segundos en los primeros splits de la especial. Todo daría un vuelco cuando Lappi perdía la tracción trasera de su Yaris WRC con las ruedas Michelin® frías y golpeaba un bordillo que dañaba una de las ruedas del eje trasero. No tenía suerte el finés que debía detenerse y cambiarla ante la imposibilidad de poder completar los más de 55 kilómetros que tenía por delante.

La caída de Lappi en la general por detrás de Andreas Mikkelsen dejaba vía libre a Dani Sordo hacia la cuarta posición, teniendo que defenderse a su vez de un Elfyn Evans con el que mantenía un duelo a la décima durante todo el tramo, el 11º de la prueba. Ott Tänak lograba el scratch y se distanciaba en más de 11 segundos respecto a un Thierry Neuville que tenía un pequeño toque en su rueda trasera izquierda precisamente en el mismo punto en el que Lappi sufría su percance. En este caso, el belga tenía la fortuna de poder completar el resto de la especial con la llanta dañada sin tener que detenerse a cambiar dicha rueda.

Los 16,25 kilómetros de Penitencier De Coti-Chiavari no supondrían más variaciones en cuanto a las posiciones de podio, alzándose Sébastien Ogier y Julien Ingrassia con la segunda victoria de sus carreras deportivas en la isla corsa, mientras que Ott Tänak y Thierry Neuville completaban el podio.