Uso de Cookies en el sitio Michelin

Para una óptima navegación, la página web de MICHELIN utiliza cookies.  Para más información, por favor consulta nuestra Política de uso de cookies. Aceptar

Tu actividad
reciente
!

Bienvenido al registro de tu historial

Hemos guardado información importante de tus búsquedas anteriores para facilitarte las cosas.

???private_mode_title???

???private_mode_text???

Últimas llantas vistas

Últimos distribuidores vistos

Últimas búsquedas

Herramienta de inspección de llantas

El especialista en llantas te verá ahora. Si observas un problema con una de tus llantas, podemos diagnosticarlo aquí. ¿Cuál de las siguientes opciones describe el problema de mejor manera?

Desgaste en ambos bordes

Baja presión de inflado:

  • Reduce la vida útil de la banda de rodamiento debido a un mayor desgaste en los bordes externos (u "hombros") de la llanta.
  • Genera calor excesivo, que reduce la duración de las llantas y puede generar fallas en estas.
  • Reduce el ahorro de combustible mediante una mayor resistencia al rodamiento (con las llantas desinfladas tu vehículo hace un mayor esfuerzo).

Solución:

Agrega aire a tu llanta hasta que alcance la presión de aire adecuada (psi, según la medición de un medidor de presión de inflado). Para encontrar la presión de inflado correcta, consulta el manual del propietario de tu vehículo o encuentra el psi recomendado en la calcomanía que se encuentra en el costado de la puerta(Aquí se indica cómo).

Desgaste en el centro

Problemas de sobreinflado:

     

  • 'En una llanta sobreinflada, el centro de la banda de rodamiento recibe la mayor parte de la carga y se desgasta más rápido que los bordes exteriores.
  • Para evitar el sobreinflado, siempre revisa las llantas cuando estén frías, antes o después de manejar.
  • o revisa las llantas al menos tres horas después de manejar.

Solución:

Saca aire de tu llanta con un medidor de presión de llantas, hasta que la lectura de presión de aire coincida con el psi recomendado por el fabricante del vehículo. Para buscar la presión de inflado correcta, consulta el manual del propietario de tu vehículo o busca tu PSI recomendado en la calcomanía que se encuentra en el costado de tu puerta(Aquí explicamos cómo).

Desgaste disparejo

Alineación deficiente

Necesitas una alineación cuando notas:

  • Desgaste disparejo de las llantas delanteras con respecto a las traseras
  • Cambios en el control o en la respuesta de dirección de tu vehículo (por ej., si se desvía hacia un lado)

Solución:

Muchos vehículos actualmente están equipados con suspensiones traseras que se pueden ajustar para su alineación. Si este es el caso, es posible que tu vehículo necesite una alineación "delantera" o una alineación de las "cuatro ruedas", según los síntomas que experimentes. Consulta a tu distribuidor de llantas Michelin local autorizado para realizar el mantenimiento y la inspección.

Desgastes irregulares

Alineación deficiente

Necesitas una alineación cuando notas:

  • Desgaste disparejo de las llantas delanteras con respecto a las traseras
  • Cambios en el control o en la respuesta de dirección de tu vehículo (por ej., si se desvía hacia un lado)

Solución:

Muchos vehículos actualmente están equipados con suspensiones traseras que se pueden ajustar para su alineación. Si este es el caso, es posible que tu vehículo necesite una alineación "delantera" o una alineación de las "cuatro ruedas", según los síntomas que experimentes. Consulta a tu distribuidor de llantas Michelin local autorizado para realizar el mantenimiento y la inspección.

Problemas de sobreinflado:

  • En una llanta sobreinflada, el centro de la banda de rodamiento recibe la mayor parte de la carga y se desgasta más rápidamente que los bordes exteriores.
  • Para evitar el sobreinflado, siempre revisa las llantas cuando estén frías, antes o después de manejar.
  • O revisa las llantas al menos tres horas después de manejar.

Solución:

Saca aire de tu llanta con un medidor de presión de llantas, hasta que la lectura de presión de aire coincida con el psi recomendado por el fabricante del vehículo. Para buscar la presión de inflado correcta, consulta el manual del propietario de tu vehículo o busca tu PSI recomendado en la calcomanía que se encuentra en el costado de tu puerta.. (Aquí te explicamos cómo).

Desgaste Tipo Orillas de Plumas

Desalineación

Problemas de alineación:

  • Si un vehículo está desalineado, los bordes de la banda de rodamiento lucen dentados o en bisel.
  • Esto sucede por el roce errático con el camino.

Solución:

Posiblemente tu auto necesite una corrección de alineación convergente o divergente. (Para mayor información sobre alineación convergente o divergente, consulta click here.) Consulta a tu distribuidor de llantas Michelin autorizado para obtener un servicio eficaz.

Desgaste excesivo

Problemas de sobreinflado:

  • En una llanta sobreinflada, el centro de la banda de rodamiento recibe la mayor parte de la carga y se desgasta más rápidamente que los bordes exteriores.
  • Para evitar el sobreinflado, siempre revisa las llantas cuando estén frías, antes o después de manejar.
  • O revisa las llantas al menos tres horas después de manejar.

Solución:

Saca aire de tu llanta con un medidor de presión de llantas, hasta que la lectura de presión de aire coincida con el psi recomendado por el fabricante del vehículo. Para encontrar la presión de inflado adecuada, consulta el manual del propietario de tu vehículo o encuentra tu psi recomendado en la calcomanía que se encuentra en el costado de tu puerta. (Aquí explicamos cómo)

Hendiduras

Piezas desgastadas

Problemas con piezas desgastadas:

  • 'El desgaste ondulado es más común en las llantas delanteras.
  • Sin embargo, las llantas traseras pueden presentar el mismo tipo de desgaste.

Solución:

Las piezas desgastadas pueden ser una señal de que las ruedas están desbalanceadas o que las piezas del sistema de suspensión o dirección necesitan mantenimiento o reemplazo. Consulta a tu distribuidor autorizado de Michelin local para obtener un servicio e inspección adecuada.

Daño

Daño que necesita reparación

Problemas de daños en las llantas:

  • La mayoría de las ponchaduras causadas por tornillos o cortes de hasta 0.6 cm que solo afectan la banda de rodamiento pueden ser reparadas de la mano de un profesional de llantas mediante procedimientos aprobados por la industria.
  • Una reparación realizada sobre la rueda con un tapón no es confiable y es peligrosa, porque la parte interior de la llanta debe ser inspeccionada después de una ponchadura.

Solución:

Si tu vehículo está equipado con una llanta de refacción, reemplaza tu llanta dañada con la llanta de refacción, pero asegúrate de comprobar primero que el costado de la llanta de refacción tenga la presión de inflado, la velocidad y los límites de kilometraje adecuados. Lleva tu vehículo a un distribuidor autorizado de Michelin para realizar una inspección lo antes posible.

El profesional que realiza una reparación adecuada de una llanta radial coloca un parche de caucho en el recubrimiento interior de la llanta y un relleno de caucho en el orificio. No intentes utilizar llantas reparadas con ponchaduras en la banda de rodamiento mayores a 0.6 cm o con una ponchadura en el costado. Asimismo, no hagas reparar llantas con un desgaste superior a una profundidad de 1.6 mm de la banda de rodamiento.

Desgaste Ondulado

Partes desgastadas

Problemas de daños de las llantas:

  • 'El desgaste ondulado es más común en las llantas delanteras.
  • Sin embargo, las llantas traseras pueden presentar el mismo tipo de desgaste.

Solución:

Las piezas desgastadas pueden ser una señal de que las ruedas están desbalanceadas o que las piezas del sistema de suspensión o dirección necesitan mantenimiento o reemplazo. Consulta a tu distribuidor autorizado de Michelin local para obtener un servicio e inspección eficaces.

Indicadores de Desgaste

Llanta desgastada

Problemas con las llantas desgastadas:

  • Todas las llantas poseen barras indicadoras de desgaste a 1.6 mm de la banda de rodamiento restante.
  • Cuando la banda de rodamiento está desgastada a 1.6 mm o cuando puedes ver las barras del indicador de desgaste de la banda de rodamiento en cualquier sección de la llanta, la llanta está gastada y debe reemplazarse.

Solución:

Lleva tu vehículo a un distribuidor autorizado de Michelin para realizar la inspección y para que un profesional mida la banda de rodamiento restante con un medidor de profundidad de banda de rodamiento.

Desgaste disparejo

Alineación deficiente

Necesitas una alineación cuando notas:

  • Desgaste disparejo de las llantas delanteras con respecto a las traseras
  • Genera calor excesivo, que reduce la duración de las llantas y puede generar fallas En estas.
  • Cambios En el control o En la respuesta de dirección de tu vehículo (por ej., si se desvía hacia un lado)

Solución:

Muchos vehículos actualmente están equipados con suspensiones traseras que se pueden ajustar para su alineación. Si este es el caso, es posible que tu vehículo necesite una alineación "delantera" o una alineación de las "cuatro ruedas", según los síntomas que experimentes. Consulta a tu distribuidor de llantas Michelin local autorizado para realizar el mantenimiento y la inspección.

Si tu llanta continúa perdiendo presión, visita a tu distribuidor de llantas Michelin local autorizado.

Llantas con Baja Presión

Una llanta se considera con una presión baja cuando no tiene suficiente presión de aire para cumplir con el psi (presión por pulgada al cuadrado) recomendado por el fabricante del vehículo. Las llantas con menos aire tienden a desinflarse y a poncharse.

Baja presión de inflado:

  • Reduce la vida útil de la banda de rodamiento debido a un mayor desgaste en los bordes externos (u "hombros") de la llanta.
  • Genera calor excesivo, que reduce la duración de las llantas y puede generar fallas en estas.
  • Reduce el ahorro de combustible mediante mayor resistencia al rodamiento (con las llantas desinfladas tu vehículo hace un mayor esfuerzo).

Solución:

Agrega aire a tu llanta hasta que alcance la presión de aire adecuada (psi, según la medición de un medidor de presión de inflado). Para encontrar la presión de inflado correcta, consulta el manual del propietario de tu vehículo o encuentra el psi recomendado en la calcomanía que se encuentra en el costado de la puerta. (Aquí te explicamos cómo).

Si tu llanta continúa perdiendo presión, visita a tu distribuidor de llantas Michelin local autorizado.

Ponchadura

Daño que necesita reparación

La reparación de la mayoría de las ponchaduras, orificios por clavos o cortes de hasta 0.6 cm que solo afectan la banda de rodamiento debe ser realizada de manera correcta por personal capacitado, mediante procedimientos aprobados por la industria.

Problemas con las llantas desgastadas:

La reparación de la mayoría de las ponchaduras, orificios por clavos o cortes de hasta 0.6 cm que solo afectan la banda de rodamiento debe ser realizada de manera correcta por personal capacitado, mediante procedimientos aprobados por la industria.

Solución:

Reemplaza tu llanta ponchada con la llanta de repuesto. Luego visita a un distribuidor autorizado de llantas Michelin para realizar una inspección tan pronto como sea posible. El distribuidor puede entonces determinar el daño (interno y externo) de tu llanta y decidir si corresponde repararla o remplazarla.

Desgaste excesivo

Problemas de sobreinflado:

  • En una llanta sobreinflada, el centro de la banda de rodamiento recibe la mayor parte de la carga y se desgasta más rápidamente que los bordes exteriores.
  • Para evitar el sobreinflado, siempre revisa las llantas cuando estén frías, antes o después de manejar.
  • O revisa las llantas al menos tres horas después de manejar.

Solución:

Saca aire de tu llanta con un medidor de presión de llantas, hasta que la lectura de presión de aire coincida con el psi recomendado por el fabricante del vehículo. Para buscar la presión de inflado correcta, consulta el manual del propietario de tu vehículo o busca tu PSI recomendado en la calcomanía que se encuentra en el costado de tu puerta. (Aquí te explicamos cómo).

Daño

Daño que necesita reparación

Problemas de daños de las llantas:

  • La mayoría de las ponchaduras causadas por tornillos o cortes de hasta 0.6 cm que solo afectan la banda de rodamiento pueden ser reparadas de la mano de un profesional de llantas mediante procedimientos aprobados por la industria.
  • Una reparación realizada sobre la rueda con un tapón no es confiable y es peligrosa, porque la parte interior de la llanta debe ser inspeccionada después de una ponchadura.

Solución:

Si tu vehículo está equipado con uno de los diferentes tipos de llantas repuestos temporales, reemplaza tu llanta dañada con la llanta de repuesto, pero asegúrate de comprobar primero que el costado de la llanta de repuesto tenga la presión de inflado, la velocidad y los límites de kilometraje correctos. Lleva tu vehículo a un distribuidor autorizado de Michelin para realizar una inspección lo antes posible.

El profesional que realiza una reparación adecuada de una llanta radial coloca un parche de caucho en el recubrimiento interior de la llanta y un relleno de caucho en el orificio. No intentes hacer reparar llantas con ponchaduras en la banda de rodamiento mayores de 6.35 mm o cualquier ponchadura en el costado. Asimismo, no hagas reparar llantas con un desgaste superior a una profundidad de 1.6 mm de la banda de rodamiento.

Desgaste en ambos bordes

Problemas de llantas con baja presión:

  • Reduce la vida útil de la banda de rodamiento debido a un mayor desgaste en los bordes externos (u "hombros") de la llanta.
  • Genera calor excesivo, que reduce la duración de las llantas y puede generar fallas en estas.
  • Reduce el ahorro de combustible mediante una mayor resistencia al rodamiento (con las llantas desinfladas tu vehículo hace un mayor esfuerzo).

Solución:

Agrega aire a tu llanta hasta que alcance la presión de aire adecuada (psi, según la medición de un medidor de presión de inflado). Para encontrar la presión de inflado correcta, consulta el manual del propietario de tu vehículo o encuentra el psi recomendado en la calcomanía que se encuentra en el costado de la puerta. (Aquí te explicamos cómo)

Si tu llanta continúa perdiendo presión, visita a tu distribuidor de llantas Michelin local autorizado.

Desgaste en el centro

Problemas de sobreinflado:

  • En una llanta sobreinflada, el centro de la banda de rodamiento recibe la mayor parte de la carga y se desgasta más rápidamente que los bordes exteriores.
  • Para evitar el sobreinflado, siempre revisa las llantas cuando estén frías, antes o después de manejar.
  • O revisa las llantas al menos tres horas después de manejar.

Solución:

Saca aire de tu llanta con un medidor de presión de llantas, hasta que la lectura de presión de aire coincida con el psi recomendado por el fabricante del vehículo. Para buscar la presión de inflado correcta, consulta el manual del propietario de tu vehículo o busca tu PSI recomendado en la calcomanía que se encuentra en el costado de tu puerta. (Aquí te explicamos cómo)

Depresiones

Costado radial normal

Las depresiones son bastante normales en las llantas radiales (la mayoría de las llantas de las carreteras son radiales) y no afectan el desempeño. Tus llantas incluyen una o más capas de cuerdas de tela dentro de la estructura de su costado, que se ubican de forma paralela. (En la banda de rodamiento se utilizan cuerdas de acero.) Donde las cuerdas se superponen, con frecuencia se observa una leve depresión. (Para obtener más información sobre la estructura de las llantas, haz clic aquí.

Sin embargo, las protuberancias no son normales en una llanta. Significa que existe un espacio entre las cuerdas y se deben reemplazar de inmediato. NO conduzcas con esta llanta, ni siquiera cuando te dirijas al distribuidor de llantas.

Recuerda esta fórmula sencilla: las depresiones son buenas; las protuberancias son malas.

Protuberancia o burbuja

Llanta dañada que necesita reemplazo

Una llanta que presenta una protuberancia o una burbuja no se puede reparar. Problemas de daños y reemplazos:

  • Una protuberancia o una burbuja en el costado de la llanta en general indica que hay cuerdas dañadas a causa de un impacto grave.
  • Las cuerdas dañadas en general están acompañadas de una rotura visible en el revestimiento interior.
  • Si las cuerdas se dañaron, se ha infiltrado aire en las capas y se puede generar una combadura.

Solución:

Reemplaza inmediatamente la llanta con la llanta de repuesto y llévala a un distribuidor autorizado de llantas Michelin para que realice la inspección adecuada.

Vibración

Llantas fuera de balanceo O dirección y Funcionamiento defectuoso del sistema de suspensión

Las llantas que están des balanceadas pueden causar una vibración que puede provocar fatiga al conductor, desgaste prematuro o disparejo de las llantas y desgaste innecesario en la suspensión de tu vehículo. Las llantas deben balancearse cuando se montan sobre las ruedas por primera vez o cuando se montan nuevamente después de una reparación.

Solución:

Presta atención a las vibraciones. La solución puede ser tan simple como volver a balancear tus llantas, pero puede ser tan peligrosa y complicada como tener que ajustar tu sistema de dirección y suspensión. Visita a tu distribuidor local de llantas Michelin autorizado ante el primer signo de vibración. Si el nuevo balanceo no elimina la vibración, verifica los componentes del sistema de suspensión o alineación.

Desvío hacia un lado

Alineación deficiente

Necesitas una alineación cuando notas:

  • Desgaste disparejo de las llantas delanteras con respecto a las traseras.
  • Cambios en el control o en la respuesta de dirección de tu vehículo (por ej., si se desvía hacia un lado).

Solución:

Muchos vehículos actualmente están equipados con suspensiones traseras que se pueden ajustar para su alineación. Si este es el caso, es posible que tu vehículo necesite una alineación "delantera" o una alineación de las "cuatro ruedas", según los síntomas que experimentes. Consulta a tu distribuidor de llantas Michelin local autorizado para realizar el mantenimiento e inspección.

Vibración

Llantas fuera de balanceo O dirección y Funcionamiento defectuoso del sistema de suspensión

Las llantas que están fuera de balanceo pueden causar una vibración que puede provocar fatiga al conductor, desgaste prematuro o disparejo de las llantas y desgaste innecesario en la suspensión de tu vehículo. Las llantas deben balancearse cuando se montan sobre las ruedas por primera vez o cuando se montan nuevamente después de una reparación.

Poco control al volante

Alineación deficiente

Necesitas una alineación cuando notas:

  • Desgaste disparejo de las llantas delanteras con respecto a las traseras.
  • Cambios en el control o en la respuesta de dirección de tu vehículo (por ej., si se desvía hacia un lado).

Solución:

Muchos vehículos actualmente están equipados con suspensiones traseras que se pueden ajustar para su alineación. Si este es el caso, es posible que tu vehículo necesite una alineación "delantera" o una alineación de las "cuatro ruedas", según los síntomas que experimentes. Consulta a tu distribuidor de llantas Michelin local autorizado para realizar el mantenimiento y la inspección.

Si tu llanta continúa perdiendo presión, visita a tu distribuidor de llantas Michelin local autorizado.